Entregas en 24/72 Horas | Envíos y devoluciones gratis | Asesoramiento personalizado

QUEMADURAS SOLARES ¿CÓMO TRATAR Y EVITAR LAS QUEMADURAS?
Facebook
Twitter
LinkedIn

Hoy en día cada vez estamos más concienciados de lo perjudicial que es el sol y de lo importante que es protegernos de él. Y es que no es para menos. Pero aún así muchas veces, vemos a gente con quemaduras solares. (o incluso nosotros mismos) ¿Cómo tratar y evitar las quemaduras producidas por el sol?

En este artículo vamos a daros unos tips para ver que hay que hacer, que no y cómo evitar las quemaduras producidas por el sol.

¿Qué es una quemadura?

Una quemadura es una lesión de los tejidos normalmente causada por el calor, sustancias químicas, electricidad, sol o radiación.

Las quemaduras se dividen en 3 grados.

Las más leves o quemaduras de primer grado, son las que afectan a la primera capa de la piel, la epidermis. Se manifiestan con dolor, enrojecimiento y sensibilidad. Normalmente las quemaduras solares corresponden a este tipo.

Las quemaduras de segundo grado se manifiestan con la aparición de ampollas y son más dolorosas. Son producidas por líquidos calientes como leche o agua.  

Las quemaduras de tercer grado dañan todas las capas de la piel, incluso los tejidos que rodean los órganos, en este caso la piel se puede considerar como muerta, por eso se ve blanca u oscura, sin elasticidad … Se suelen producir por productos químicos, líquidos excesivamente calientes, electricidad o llamas.

¿Qué es una quemadura solar?

Las quemaduras solares aparecen cuando se ha estado expuesto a una radiación prolongada al sol.

¿Qué ocurre en nuestra piel antes de aparecer una quemadura provocada por el sol?

La radiación UV incide en nuestra piel dañando y perforando las células que forman la epidermis. Si se está durante mucho tiempo expuesto al sol sin la protección suficiente, la piel sufre un proceso inflamatorio que se manifiesta con:

-Dolor

-Enrojecimiento

-Sensibilidad

Estos síntomas no tienen por qué aparecer inmediatamente. Normalmente hasta pasadas 24 horas no se aprecian al 100%.

Para contrarrestar este proceso provocado por el sol, el cuerpo incrementa la producción celular para eliminar las células viejas dañadas. Es decir, aumenta el proceso de renovación celular.

Sin duda lo primero que hay que hacer es evitar que nuestra piel se queme, pero si ya hemos llegado a este punto, queremos darte unos consejos que puedes seguir para tratar las quemaduras solares.

¿Qué no debes hacer si tienes una quemadura?

-Utilizar hielo. Aunque pueda producir sensación de alivio, el hielo también quema la piel.

-Utilizar pasta de dientes o aloe vera. Aunque son remedios caseros que se utilizaban antiguamente, lo único que puedes conseguir es contaminar la quemadura.

-Utilizar jabón sobre la quemadura. Los agentes encargados de hacer la espuma son irritantes ya que la piel está muy sensible.

-Realizar remedios caseros como indican en diversos artículos.

¿Cómo tratar una quemadura solar?

-Beber mucha agua para hidratar tu piel y el organismo.

-Ponerte paños de agua fría o agua del grifo sobre la quemadura

-Utilizar una crema para quemaduras, regeneradora y calmante como nuestra crema Cactus Perry. Forma una película que ayuda a regenerar la piel al mismo tiempo que la hidrata.

-Procurar utilizar ropa holgada y a ser posible de algodón.

-No exponerse al sol, al menos la zona quemada, durante los próximos días hasta que no se haya recuperado la quemadura.

-Si la quemadura tiene ampollas no tocarlas y protegerlas con gasas.

-Si aparecen síntomas como fiebre, escalofríos, náuseas… acudir al médico.

¿Cómo evitar una quemadura solar?

Aunque parece algo muy evidente, nos damos cuenta de que no lo es tanto, por eso queremos reseñar varios puntos a tener en cuenta, a la hora de evitar quemaduras de sol.

-Cuidado con el sol entre las 11 y las 17 horas. Especialmente en la playa y en la montaña ya que tanto la nieve, como la arena o el agua reflejan los rayos solares y los potencian. En esos lugares es esencial utilizar un factor de protección mínimo 30.

-Los fototipos bajos, es decir, las pieles blancas aguantan menos y se queman mucho antes, por eso es muy importante que utilicen factores de protección altos y que se reapliquen frecuentemente.

-La altitud también importa. En la montaña ya sea dando un paseo o esquiando los rayos solares penetran más en la piel, por lo que hay que reaplicarse crema con mayor constancia.

Respecto al protector solar

Elige el factor de protección solar según donde vayas a estar. Playa, piscina o montaña siempre 50+.

-Recuerda aplicar el protector solar 30 minutos antes de exponerte a los rayos solares.

-La cantidad necesaria es primordial:

  • Cara: La cantidad que entre en el dedo índice (recuerda «1 dedo»).
  • Brazos, abdomen, espalda y piernas: La cantidad que entre en los dedos índice y corazón (recuerda «2 dedos»), en cada uno de ellos.
  • Pecho/Escote: La cantidad que entre en los dedos índice y corazón (recuerda «2 dedos»).

-Aplica el protector solar más a menudo en las zonas más sensibles como pueden ser la cara, orejas, nariz y hombros. Mínimo replícalo cada dos horas.

-Acuérdate de proteger tus labios

-Si puedes protégete con gafas, gorra y camiseta.

¿Y tú hay algún consejo que sigas y que nosotros no hayamos citado? Nos encantaría saberlo.

Otras entradas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías.    Configurar y más información
Privacidad