Entregas en 24/72 Horas | Envíos y devoluciones gratis | Asesoramiento personalizado |

¿Sabes cómo te tienes que aplicar los productos cosméticos y en qué orden ?Productos cosméticos para hombre.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Para algunos de vosotros, esta pregunta parecerá muy obvia pero sabemos que es algo que produce muchas dudas y quebraderos de cabeza. La mayoría de las veces no se consiguen los mejores resultados ya que el orden de aplicación de los productos cosméticos es muy importante.

En este post, te vamos a explicar las diferencias que existen entre los productos cosméticos masculinos y cómo se aplica cada uno de ellos.

Modo de empleo productos cosméticos

Además, es muy pero que muy importante el orden de aplicación. Recuerda ¡¡en el caso de la cosmética, el orden de los factores, sí que altera el producto.!! Vamos a configurar una rutina facial masculina, según el orden de aplicación de los productos cosméticos. A su vez, mencionaremos el modo de empleo de cada uno de ellos.


1-Tónico facial

Muchos de vosotros, habréis oído hablar de este producto, pero no sabéis muy bien que es lo que hace. El tónico facial es un líquido con múltiples funciones. Por un lado, retira las impurezas y la suciedad de la piel, por lo tanto, se puede categorizar como un producto de limpieza del rostro, pero es que, al mismo tiempo, regula el pH y prepara la piel para los tratamientos que vayamos a aplicar a posteriori.

El tónico es un producto que puede contener activos con funciones concretas para comenzar a tratar la piel desde la limpieza. Por ejemplo, si utilizamos un tónico con AHA´s conseguimos que nuestra piel se vaya exfoliando poco a poco y lucir mucho más sana y con menos imperfecciones.

A nivel de limpieza, es verdad, que el tónico debería aplicarse después de un jabón específico para el rostro, pero sabemos que el uso del agua y jabón muchas veces da mucha pereza, por lo que al menos, introduce este producto en tu rutina facial y consigue limpiar tu piel casi al 100%.

El tónico normalmente suele venir con una bomba dosificadora. Lo mejor es aplicarlo en un algodón y con éste realizar círculos ascendentes sobre el rostro para limpiarlo y dejar la piel lista para después. Una vez aplicado no se necesita aclarado. Así que espera a que se seque y aplícate el resto del tratamiento.

2-Serums o concentrados faciales

El serum es un tratamiento con una concentración de activos muy alta que penetra fácilmente en las capas más profundas de la piel y que ejercen funciones más concretas.

Y te preguntarás ¿En qué se diferencia de una crema?  Los serums faciales son más fluidos o líquidos y ejercen su actividad en capas más internas de la piel.

¿Y para qué sirve un serum? El serum ejerce diferentes funciones, normalmente más concretas, según los activos con los que se haya formulado.  

Si lo que quieres es quitar puntos negros y espinillas, o reducir los poros abiertos y las imperfecciones tienes que buscar un serum con ácido glicólico y ácido salicílico.

Si por el contrario, ves que tienes la piel apagada y le falta luminosidad tienes que añadir a tu rutina facial un serum con vitamina C.

Un consejo de primero de cosmetología: el serum siempre se debe aplicar antes de la crema.

Normalmente suele ir en envases con dosificador o con pipeta. Si el envase lleva pipeta, aplícalo directamente sobre el rostro sin que la pipeta entre en contacto con la piel, para que no se contamine.

La mejor manera de que penetre, es mediante movimientos circulares ascendentes y enérgicos, desde dentro hacia afuera. Dependiendo de lo que se quiera conseguir, tenemos que hacer especial hincapié en la zona que se quiera mejorar o corregir: manchas, poros dilatados, acné…

3-Cremas faciales

La principal diferencia que presentan las cremas frente a los serums es que su textura es más rica o densa. Esto quiere decir, que las cremas faciales masculinas penetrarán menos, pero a su vez, nutrirán y reforzarán mucho más las capas más externas de la piel.

Existen diferentes tipos de cremas faciales. Nosotros hemos querido dividirlas en cremas de día que suelen contener filtros solares y cremas de noche que se basan más en ser cremas regeneradoras.

3.1 -Cremas de día o crema para aplicarte antes de salir a la calle

Las cremas de día tienen una textura más densa que los serums y su función principal, además de ser una crema hidratante, suele ser proteger de los rayos solares y de los factores ambientales.

El sol es el mayor causante del envejecimiento cutáneo, por este motivo, debemos protegernos siempre de él. Así que, no solo te apliques protector solar cuando vayas a tomar el sol sino también cada mañana antes de salir a la calle.

Otra característica muy buscada en las cremas faciales de día, es que aporten un buen tono a la piel: cremas unificadoras de tono, cremas correctoras de tono, cremas efecto buena cara. Estas cremas perfeccionadoras suelen estar formuladas con SPF y activos que hidraten y aporten color.

Las cremas suelen venir con dosificador o en tarro. El tarro puede sufrir problemas de contaminación por estar en constante contacto con el aire y con nuestros dedos. Aun con todo, el modo de aplicación es el mismo, con la yema de los dedos, pon una pequeña cantidad de producto en cuatro puntos distintos: frente, mentón (si no tienes barba) y en las mejillas.  A partir de ahí, mediante movimientos circulares ascendentes aplica el producto hasta que se encuentre homogéneo.

3.2 -Cremas de noche o cremas para después del afeitado.

Las cremas de noche, son más untuosas y nutritivas. Normalmente poseen aceites vegetales o mantecas para aportar nutrición al rostro mientras dormimos, ya que por el día pueden resultar más pesadas y por la noche la piel está en constante renovación.

Estas cremas suelen llamarse también cremas nutritivas o cremas regeneradoras y se encargan de reparar la barrera cutánea. También son muy útiles después del afeitado, como cremas after-shave.

Otra de las grandes funciones de estos productos cosméticos es mejorar el paso del tiempo en la piel y para eso contienen activos antienvejecimiento como el DMAE. Antiguamente se llamaban cremas antiarrugas, ahora nos decantamos más por llamarles cremas pro-edad o rejuvenecedoras. La rutina facial antes de acostarse es fundamental. El modo de aplicación debe ser igual que las cremas de día, lo único qué, si podemos estar más rato masajeándonos, los resultados serán mejores. Se debe realizar mediante movimientos circulares ascendentes desde el mentón hacia la sien y hacia el nacimiento del cabello. De esta manera, vamos a ayudar a redefinir el óvalo y conseguir más firmeza.

4-Aceites faciales y capilares

Los aceites son un producto menos común y hay chicos a los que les produce rechazo. Esto es porque tienen un concepto erróneo de este producto cosmético y normalmente aún no lo han probado. Dependiendo de los tipos de aceites seleccionados, no tienen por qué producir brillos, ni grasa, ni acné, sino todo lo contrario.

Existen aceites secos como el de jojoba, pepita de uva …que no son pringosos ni pegajosos y que se absorben rápidamente. Curiosamente, opuesto a lo que se puede pensar, son aceites no comedogénicos que regulan el exceso de grasa y evitan la aparición de acné.

La combinación de estos aceites proporciona unos resultados extraordinarios, con propiedades muy beneficiosas incluso, a veces, mayores que una crema.

Si quieres lucir una piel y una barba cuidada, el aceite es la mejor solución. Si la barba te ocupa media cara o es muy frondosa, con una crema nunca vas a conseguir penetrarla, cosa que si consigue el aceite facial y capilar regenerando y reparando la piel que hay debajo.

Aplica muy pocas gotas del aceite en las palmas de tus manos y frótalas para calentarlo. Repártelo por el rostro y por la barba hasta que se absorba mediante un ligero masaje.

Si quieres un tratamiento muy nutritivo o restaurador, puedes añadir unas gotas de aceite reparador https://resetfreebeauty.com/productos/grapekelly/ a la cantidad de crema rejuvenecedora https://resetfreebeauty.com/productos/cactusperry/que te vayas a aplicar.

Foto productos Reset Free Beauty

Otro consejo: intenta aplicarte todos los cosméticos a través de un masaje facial. Así conseguirás activar la circulación sanguínea y la capacidad drenante, favoreciendo la penetración del producto cosmético en la piel. (Recuerda que la piel del hombre es muy gruesa.)

Por cierto, ¡¡¡No te olvides del cuello!!! El cuello también envejece y debemos limpiarlo, hidratarlo y protegerlo del sol. Es muy importante el modo de aplicación en esta zona para que evitemos los descolgamientos.

Convierte tu rutina facial en un momento placentero, y pronto verás los resultados.

Otras entradas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías.    Configurar y más información
Privacidad