Entregas en 24/72 Horas | Envíos y devoluciones gratis | Asesoramiento personalizado |

¿Cómo frenar el envejecimiento cutáneo prematuro? Los radicales libres en la piel del hombre.
Facebook
Twitter
LinkedIn

La combustión de un cigarro, el cambio de color que le ocurre a una manzana cuando se parte, el color naranja que adquiere un clavo… son todo reacciones de oxidación. ¿Y que tiene que ver esto con el envejecimiento cutáneo prematuro?

La oxidación es una reacción química en la que una molécula con oxígeno y con electrones libres, los cede y por lo tanto, aumenta su estado de oxidación.

En la piel también ocurre este fenómeno y se conoce como oxidación celular o estrés oxidativo y es la principal causa de envejecimiento cutáneo y se debe a los radicales libres.

¿Y que son los radicales libres?

Los radicales libres son unas moléculas que contienen oxígeno en su estructura y un electrón desemparejado. Proceden de factores externos como la contaminación, el humo del tabaco o la radicación solar.

A nivel celular son capaces de desencadenar una serie de reacciones de oxidación, las cuales normalmente nuestro cuerpo es capaz de frenar. Pero hay veces, que debido a una sobre-exposición a estos factores ambientales, se produce una desestabilización, nuestro organismo no reacciona por sí solo y es cuando ocurre el envejecimiento cutáneo prematuro de la piel del hombre.

En las capas más externas de la piel

  • La barrera hidrolipídica se ve alterada. Esto hace que la piel esté más desprotegida y que se deshidrate más fácilmente.
  • La renovación celular se ralentiza. Por lo que las marcas e imperfecciones tardan más en desaparecer.
  • La melanina se distribuye de manera más desuniforme y aparecen manchas.

En las capas más profundas se produce:

  • Una disminución de la síntesis de colágeno, elastina y proteoglicanos. Aparecen arrugas y líneas de expresión más visibles.
    • Pérdida de firmeza, elasticidad y turgencia. El óvalo facial se descuelga.
Como resultado, la piel se vuelve más fina, áspera, rugosa y pierde su luminosidad. Además, con el paso del tiempo aparecerán arrugas y líneas de expresión.

¿Qué podemos hacer para evitar la oxidación de la piel y frenar el envejecimiento cutáneo prematuro?

Aportar antioxidantes. Estos son moléculas que ayudan a reducir el estrés oxidativo y que se clasifican de varias maneras.

Los antioxidantes se pueden clasificar si son solubles en agua (hidrofílicos) o en lípidos (hidrofóbicos). En general, los antioxidantes solubles en agua reaccionan con los oxidantes en el citoplasma celular, mientras que los antioxidantes liposolubles protegen las membranas de la célula contra la peroxidación de lípidos.

También se pueden clasificar como directos o indirectos.

Los antioxidantes directos son capaces de neutralizar el electrón libre de los radicales libres impidiendo que interactúen con otras moléculas y las oxiden.  (vitamina C)

Los antioxidantes indirectos sin embargo, reparan el daño que han producido los radicales libres sobre otras células. (glutatión)

Otra clasificación es como antioxidantes enzimáticos, que son los que aunque se puedan aportar exteriormente, también los produce nuestro propio organismo y antioxidantes no enzimáticos que los aportamos directamente desde la dieta o los cosméticos.

Antioxidantes que podemos aportar a través de la dieta

Nos vamos a centrar en esta última clasificación y ver los antioxidantes que debemos aportar de manera interna a través de alimentos como de manera externa con nuestros productos cosméticos.

Algunos de los alimentos con mayor poder antioxidante son:

  • Uvas: gracias al resveratrol
  • Arándanos: destacan por su contenido en antocianinas
  • Tomate: gracias al licopeno
  • Cacao: alto contenido en polifenoles
  • Canela: gracias a los flavonoides
  • Pistachos: alto contenido en vitamina E

Por eso una dieta equilibrada y rica en todos estos alimentos y otros muchos vegetales y frutas, ayudará a mantener nuestra piel más saludable y joven.

Antioxidantes que podemos aportar a través de los productos cosméticos

También debemos adquirir una rutina de cuidado facial, donde utilicemos ingredientes con gran capacidad antioxidante. Bien sea en formato serum o crema, pero debemos asegurarnos de que contienen ingredientes como:

  • Vitamina C: es el antioxidante más abundante en la piel y participa en muchas reacciones. Se encuentra en diferentes formas.
  • Vitamina E: antioxidante liposoluble que protege a las células de la radiación solar.
  • Glutation: un potente antioxidante en el interior de las células del organismo y esencial para mantener el sistema inmunológico fuerte
  • Ácido ferúlico: potente antioxidante y antiinflamatorio de origen vegetal. Principalmente reduce la formación de los signos de envejecimiento. Mejora el combo formado por vitamina C y E.
  • Niacinamida: nicotinamida o forma activa de la vitamina B3. Influye en muchos procesos cutáneos
  • DMAE: sustancia que estabiliza las membranas celulares y las protege de los radicales libres

Un dato muy curioso es que los antioxidantes al ponerlos en la misma fórmula se potencian. Es decir, lo ideal es buscar un producto que posea varios ingredientes de los anteriormente mencionados, como madorange, ya que las sinergias que realizan entre ellos son muy beneficiosas.

Este aporte extra de antioxidantes a través de los productos cosméticos nos beneficia a la piel con:

  1. Protección frente a los rayos solares, la polución, el humo del tabaco
  2. Tono más uniforme
  3. Mayor luminosidad (no brillo).
  4. Prevenir la aparición de los signos de la edad y frenar el envejecimiento cutáneo prematuro
  5. Disminuir las líneas de expresión
  6. Reducir las manchas provocadas por la dispersión irregular de la melanina
  7. Influir en el proceso de la melanogénesis para que no aparezcan manchas

Por lo tanto, los beneficios son múltiples y muy valiosos.

Nos gustaría saber si te hemos convencido de implementar estos ingredientes tanto en tu dieta como en tu rutina facial.

¿Te gustaría que profundizáramos más en estos ingredientes?

Otras entradas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías.    Configurar y más información
Privacidad